viernes, 23 de enero de 2009

Retales


Yo te dije:
¿Como has podido?
Tu contestaste:
Homo Homini Lupus



Te fuiste con los pies danzando por la acera. Tu taconeo feliz se me clava en los oidos. Supongo que aun te posee el ritmo tras bailarme el agua.



Al abrir los ojos me di cuenta de que habia dormido al menos veinte minutos. Los suficientes para borrar un sueño hecho realidad.

11 comentarios:

fag dijo...

jajaj, frío mallorquín?
que va tío, ayer estábamos a 20 grados, con brisa marinera de aire caliente!
rollo mayo, te lo juro, muy muy grande.

por cierto, lo de homo homini lupus es de Rapsus?!

un abrazo!

maloles dijo...

Desde el taxi, y haciendo un exceso, me tiró dos besos... uno por mejilla.

:)


Muas!

maloles dijo...

Por cierto, Belalugosis; el tamaño no importa (sin llegar a ciertos extremos, obviamente) Solo era un típico tópico. Nothing Else.

Y otra cosa... ¿no es de Hobbes? :S
Lo digo por lo de Fag! ¿O el estudio me afecta más de lo habitual?xD

Isra dijo...

yo también hubiera apostado por hobbes, pero no! según wikipedia es de un tal Tito Marcio Plauto, comediógrafo latino
eso si, la popularizó hobbes en leviatán

menuda respuesta q dan algunas no? la mae q parió!

saludos amigo!

Shang Yue dijo...

te acunó el canto del ventilador, pero el sueño no se ha borrado, a que no?
el sonido de sus pasos, rítmico y constante, me serviría para no olvidarla nunca.

Tin dijo...

"Te fuiste con los pies danzando por la acera. Tu taconeo feliz se me clava en los oidos. Supongo que aun te posee el ritmo tras bailarme el agua"

Qué pasada

Un abrazo tron

Josephine. dijo...

undead
undead
undead

Sphynx Red dijo...

imagínate con 30, que son los que se suponen para una siesta reparadora

polaroidgirl dijo...

no era "homo hominis lupus est?" creo que era así... y sí, el hombre es un lobo para el hombre!

POEM dijo...

te echaba de menos, mmm ilusión de leerte

no llevo tacones sino zapatillas donde se pega el barro de mis pasiones, el único sonido, chapoteo, rítmico, alegre y acústico, meneo la cadera,levanto el vuelo, escuchas un leve aleteo...

Vanity dijo...

las siestas raras son fascinantes. A veces, se me mueve la cabeza en un vaivén, y me mareo soñando. Ni idea de lo que es, ni por qué.

Un abrazo