miércoles, 10 de septiembre de 2008

Coma Noir

Es increible que no puedas dormir. Llevas empalmando turnos de dos trabajos un par de días. Esta noche has dormido algo mas de dos horas y por la mañana has estado a punto de llorar de cansancio. Te ha dado fiebre. Parecías un yonki en el autobus de vuelta. Una niña gritaba y tu te encogias en el asiento. La hubieras matado. La boca te temblaba ligeramente y notabas que la saliva se acumulaba en las comisuras de tus labios, pero tu cuerpo no reaccionaba, tu boca no se cerraba. Ahora estas en la cama y tu cuerpo parece dormido. Solo notas una isla perdida en donde debe de estar tu cabeza. Algo se mueve frenetico ahí dentro. ESE ES EL PROBLEMA. Tambien notas un dolor lejano, lo sientes de la misma manera que escucharias una cancion o verías una pelicula. Como algo ajeno que a la vez te rodea saliendo de la zona de tus pies. Tu cabeza se empeña en recordar letras de canciones estupidas y comentarios casi olvidados. Por un momento has pensador en la paz de la cara de un paciente en coma. Tus pensamientos tartamudean.
ya era hora.
Por fin notras como te desvaneces
y esperas
que llegue
el fundido
a
negro

7 comentarios:

Tin dijo...

Qué bien sienta dormir!
Ánimo que se acaba el verano.

El final del texto tanto en la forma como en las palabras parece el desvanecimiento por el cansancio, tal cual

Sigo leyéndote

Un saludo

la gata dijo...

Incluso en sueños estás inquieto. Sigues consciente en alguna parte. Y saberlo es lo más jodido. Después de dos días, deberías estar durmiendo a pierna suelta, como un maldito perro de lengua ladeada en el asfalto. Pero no, hasta el aire de la habitación te crispa. Es como si oyeses a las tropas de ácaros reagruparse alrededor de tu colchón. Casi las oyes reírse mientras brindan por el recién nacido del centinela.


Concéntrate, vamos, ¿a qué esperas? El despertador no te dará tanta tregua como para que sigas tomándole el pelo de este modo. Cinco minutos más. ¿Para qué? ¿Para que sigas tendido pensando en las musarañas? Si al menos estuvieran en un concurso de camisetas mojadas…


Pero el tiempo sigue, sin tic tacs de por medio. El movimiento de las sienes no te deja oír nada más. Pero intuyes, como una corazonada envuelta en papel de oro, que se acerca el nuevo día.


Uno en el que serás capaz de matar, si alguien hace alguna broma sexual sobre el origen de tus ojeras.

The sea, the sky, the dust dijo...

jo-der, me siento identificado (en las peores épocas de mi vida, al borde de crisis chungas), es autobiográfico?

saludos

belalugosisdead dijo...

totalmente autobiografico
jajajaja

isabel dijo...

yo cuando duermo poco no me aguanto ni yo


lo de estar a punto de llorar de cansancio me ha gustado mucho

mua

Julia dijo...

Estamos en la misma época, western... jejeje, a mi me consuela pensar que solo en una época y que pronto llegará el ocaso las agujetas, las ojeras, los insomnios, las jaquecas, las 3 lágrimas de fatiga y demás derivados y efectos secundarios del exceso de trabajo en un empleo indeseado.
Desgraciadamente me alegra compartir la situación contigo, :D

1Beso!

MO RANSAR dijo...

ey! me gustó mucho como has descrito esa sensación , la de estar muerto por una cama, y sobre todo la de cuando sientes que te vas dejando abrazar por morfeo, ese para mi es uno de los momentos mas dulces en la vida (sí, soy una dormilona, lo reconozco)jsiajsai

un saludo western!