miércoles, 18 de marzo de 2009

Km0


¿No te has dado cuenta de hasta que punto tu nombre te condiciona? Piensalo. A lo largo de tu vida tu cuerpo cambia, tu mente tambien. Las relaciones, las sensaciones. Pero tu nombre siempre es el mismo. Cuando era joven era demasiado responsable para mi edad, tenia la cabeza sentada, estudiaba, todo eso. Ahora bebo mas de lo que deberia y de vez en cuando me trastoco voluntariamente la sesera, no tengo nada claro y tengo la cabeza en las putas nubes. A veces me pregunto si realmente alguna vez fui ese joven y no recuerdo ese tiempo de transición.

¿Sabes? si lo pienso creo que ni siquiera el mundo era igual antes. Creo que los colores eran mas fuertes y las formas menos definidas. Ahora es todo un poquito mas gris y más real. Quizás es por eso por lo que no quiero pensar en pasado. Por las odiosas comparaciones. Es lo que te decia. Tener un nombre supone tener una identidad publica, una definicion que te une a cientos de personas, momentos, recuerdos, relaciones, sensaciones, errores, aciertos, decisiones, cambios de rumbo, subidas y bajadas. Todo junto. Es un arma de doble filo, como llevar un saco demasiado grande cargado con tus cosas a la espalda. Y no sabes si quieres rebuscar dentro. A veces me gustaria no existir legalmente ¿Sabes? Quemaria todos los documentos oficiales que me unen a la sociedad. Quemaria las fotos, los carnets, todo. Entonces cada dia tendría un nombre y una historia nueva que contar.

10 comentarios:

C. Chase dijo...

Vivo más de noche que de día
sueño más despierto que dormido
bebo más de lo que debería
los domingos me suelo jurar
que cambiaré de vida.

Tin dijo...

Es verdad, los recuerdos provocan una desagradable comparación con el presente. No me había parado a verlo de esa forma.
Decía Saramago que los nombres nos desvirtuan como personas. Es otra forma de etiquetarnos y de olvidar lo que verdaderamente importa de cada uno de nosotros.

Un saludo tron, nos vemos

Verònica dijo...

es cierto si.. mi nombre es Verònica pero todos al pensar en Verònica piensan en una de las Verònicas que fui y hoy soy todas pero con màs tiempo por encima que lo que puedan recordar... y no sè si este pseudo producto final de mi les guste.. no sè..
pero tampoco yo misma sè si me gusto.. imagino que no porque tambien quiero ser otra en ocasiones y contar cosas de mi que difieran de la realidad...
No sè, tu idea es buena aunque no sea posible... Lo legal no atrae mucho... ando contrariada.. se nota?? te mando un beso, Vero (la de hoy, ¿la de siempre?...)

Venerupis dijo...

¿y qué hay de las imágenes del pasado que te recuerda cómo eras y cómo cabiaste?

yo borraría muchos recuerdos y aún así de vez en cuando me encuentro mi foto sonriendo desde el pasado irónicamente como recordándome quién fuí y quién soy y en qué me equivoqué... y qué debí hacer y nunca hice.

A veces está bien comenzar de nuevo... irse un tiempo y si se quiere volver, volver a un sitio donde ya nadie te mira igual y rehacer tu vida y sorprenderte de la gente tú mismo.

Josito dijo...

Y lo curioso que somos, en mi caso, JOses distintos, un compendio de joses que la gente vivió de diferente manera...y cada uno de ellos podría llamarse perfectamente de otra forma, porque son muy distintos el uno del otro, y sin embargo...sigo siendo Jose...


Oye, al ver tu post, recordando lo de la semana del odio y hablando con vèro, vamos a hacer la semana q viene "la semana del color", cada dia eliges un color y escribes loq se t venga a la cabeza con él, por si te apetece. Saludos!

cachorros de dogo aleman dijo...

Lo de desaparecer de vez en cuando y despertar siendo otra persona,
es algo radical pero no imposible...

Julia dijo...

u! confusion de identidades... el coment anterior era yo...

un beso!

POEM dijo...

me encanta este texto
coincido contigo en estas reflexiones sobre la indentidad.

el pasado...uff
detesto las comparaciones...
y de todas formas me gusta muchísimo más como soy ahora, como comprendo todo rápido y me importa muchas cosas mucho menos y me recupero rápido del dolor...

hay una canción de Cevlade que habla de esto también...

beso de hoy

Shang Yue dijo...

mi nombre no cambía nunca.
sólo mi dueño y, con él, también los recuerdos asociados a su persona.

cada vez que me compran, un reset lo borra todo.

¿te gustaría más así?

Purque dijo...

... yo me llamo Tulúm...