viernes, 5 de diciembre de 2008

Sobre la altura de la arena

Johny es un niño madrileño de doce años. Los padres de Johny son unos entusiastas del cine americano y por culpa del capricho de sus padres su primer día de escuela, año tras año, es un desastre. Todos y cada uno de los maestros de Johny han pronunciado mal y varias veces su nombre durante ese primer dia. Curso tras curso. Año tras año.
Un chico de su clase lleva todo el trimestre poniendole motes absurdos. A Johny ultimamente le cuesta dormir por las noches y apenas come.
Esta mañana, durante el recreo, Johny ha abierto su bocata y ha descubierto dos lonchas flacidas y estupidas de mortadela colgando del borde del pan. Johny muerde un trozo pero no le entra. Lo escupe sobre la arena y el pedazo de bocata cubierto de saliva se reboza de pequeñas piedrecitas y diminutos fragmentos de cristal (producto de las fiestas nocturnas que celebran los chavales que se cuelan en el colegio los fines de semana). Johny ha tirado el bocata al suelo y le ha dado una patada. El bocata se ha dispersado en el aire. Pan, mortadela. Todo al jodido suelo.
-Vaya, ademas de Johny me lavo, parece que tenemos un Johny como. ¿Que os parece?
El niño que lo ha perseguido durante todo el trimestre aparece con unos amigos. Johny se gira y sin pensarlo le suelta un puñetazo en la boca. Suena un golpe ahogado y el chaval lo mira incredulo.
-¿Pero que te has creido?
Johny nota como un puñetazo se descarga en su cara, muy cerca de la oreja. Nota un calor reconfortante y un nervio desatado le hace apretar la mandibula. Suelta otro puñetazo, esta vez muy bien dirigido, tira a su contrincante al suelo. Una linea de sangre traza una curva en la arena. Johny lo coge de la cabeza y frota su cara contra el suelo. EL polvo empieza a elevarse y los amigos del chaval intentan socorrerle. Pegan patadas al costado de Johny. Cuanto más le pegan, más rapido restriega la cara del niñato contra la arena. La sangre empieza a aglomerar pequeñas porciones de arena, como un barro rojizo. Johny recibe un golpe en la cabeza y cae inconsciente. Se despierta en la enfermería, una mujer le advierte que sus padres vendran a buscarlo de inmediato. Escucha sin inmutarse que a su compañero lo han llevado al hospital con la cara completamente desfigurada. Siente una paz interior que lo seda. Practicamente ni pestañea.
Mas tarde, los padres lo llevan a un psicologo infantil que le hace preguntas sobre sus padres y en especial sobre la posibilidad de que su padre le toque. Le piden que haga un dibujo de una casa. El dibuja un pene gigantesco con un glande que simula un tejado. Unas personas diminutas entran en el pene por una puerta situada en el centro de su base.
El psicologo parece inquieto. Hace varias llamadas y deja a Johny tranquilo por un rato. Es lo que Johny quería. Luego ha echo entrar a sus padres.
En estos momentos, Johny esta en el coche, de vuelta a casa. Su madre sigue llorando en silencio y su padre no dice nada. Al rato intenta quitar peso al asunto.
-Esta noche bajamos al videoclub y pillamos una pelicula de superheroes, ¿vale campeon?
-Como quieras- responde Johny.
Mañana, Johny entrará en el maravilloso mundo de los Psico-farmacos infantiles

13 comentarios:

C. Chase dijo...

Dioooooooos.

Puta locura.
Me encanta.

fag dijo...

Mai fukin god.
lo mejor que has escrito.
en serio.
:O
brutal.

Meryone dijo...

qué bien hizo johny en pegarle el puñetazo

y en dibujar el falo gigante

me place

Leinad22 dijo...

1.-Me ha gustao mucho
2.-jajaja, haber como lo digo, me has llamado la atención con la foto del perfil así que he venido para ver tus temas y me pasaré bastante a seguir tus textos
3.-Me da absolutamente igual que vengas o no vengas ( lo digo por la polémica, xD)
Saludos

maloles dijo...

yeeeeeeeeeeah!
Ya no hace falta que te quites la camiseta, tú lo vales:)
jajajaja

Ays, esas reuniones son altamente gratificantes; pero creo que me esperaré hasta esta noche, a ver si dejo tiempo a que se vaya la resaca.

Muas!

Julia dijo...

Jooooder!! qué grande tio!!
TE HAS LUCIDO

Sphynx Red dijo...

oh, sí, los ritalines pueden competir con las pastillas de polvo de ladrillo en forma de corazón

Rosalie dijo...

Es brutal. Es... Me encanta. Probablemente, de lo mejor que puedo leer un sábado por la noche (cuando todo el mundo está de fiesta) en la blogosfera. Me pasaré más a menudo.

Saludos, caballero.

Isra dijo...

carne de cañón...
me suena

polaroidgirl dijo...

me he sentido identificada en lo del nombre solo que a mí me pasaba con el apellido. lo mejor ha sido el dibujo!

Vanity dijo...

Johny es un héroe, un sociópata por supervivencia. Un drogado más en ésta sociedad podrida. Un tipo con cojones, un buen chaval, joder.

Vivan los psicofármacos infantiles.

Juan P. Rodriguez dijo...

Ey tio, esto puede ser lo más impactante que has escrito. ¡Me has sorprendido de verdad! jaja!
Por cierto, yo tambien estoy orgulloso de ser Bloggero!!

Anónimo dijo...

En el momento que dejas de hacer lo socialmente correcto estas jodido...