martes, 22 de julio de 2008

Microcuento al canto

Rompió el silencio de la noche el sonido de mil relojes avanzando al unísono, segundo tras segundo, como un gigante mecánico corriendo en la oscuridad. Ana se acurrucó temerosa entre las sabanas.

5 comentarios:

belalugosisdead dijo...

Ya he vuelto de mis cortas pero gratificantes vacaciones. He cambiado la cancion de la semana, Vanity, ya me diras si te gusta. Por lo demás os empiezo a leer desde hoy, y supongo que el resto del verano, porque no hay espectativas de más viajes.
Agur

spence dijo...

jodeeeeeer, ya era hora loco!
se te echaba de menos...

abrazoss bela.
vanity está follándose a francesas aburguesadas en london city

The sea, the sky, the dust dijo...

tus micro relatos llenan mi alma desolada en mutación hacia el surcoreanismo. Como montamos lo de las grandes excusas? tu eres el líder...ya me dices!

Emiliakus dijo...

Gracias por el enlace a los haikus.

(Creo que lo tenía que poner mas abajo...)

isabel dijo...

preciosísimo