martes, 12 de agosto de 2008

A cada minuto polvo en las esquinas

Hay cuatro colillas
arrugadas y frías
esperandote
Llegas y las ves
y te sorprendes pisando fuerte
para romper el silencio
Apartas los cojines
y los tiras al suelo
Todo está terriblemente limpio
solitariamente inmaculado
Te sirves una copa
enciendes el que será la quinta colilla
apenas cenas
Puede que hoy duermas en el sofá
viendo la tele
escuchando unas voces anonimas
mientras cierras los ojos
y esperas el sueño
.
.
.
y a los sueños tambien

9 comentarios:

belalugosisdead dijo...

He cambiado la cancion de la semana. Leonard Cohen, para quien le guste.

spence dijo...

ooh, me encanta tu poesía
juju
hoy se han intercanviado papeles..

por cierto, tenemos que hablar contigo (vanity y yo) pero mejor en privado porque aquí en público se podría montar un revuelo de escándalo.

salutti ;)

Nai dijo...

Has copiado mis noches xD

Beso!

Nai dijo...

Ya he publicado el resultado del cuento interactivo, ha quedado con un toque ciberpunk muy rarillo xD

Beso!

Nai dijo...

Ya esta!!! lo he terminado!!!!!

Ale... lee y comenta xDDD

Beso!

Vegetable Man dijo...

esperando los sueños en el sofá. Ahora hago mucho eso.
Estupenda la canción de cohen, una de mis preferidas sin duda.

Juan P. Rodriguez dijo...

Hola!
Vengo con un poco de retraso... ¡El puto curro que me tiene liao!
Gracias, espero que te gusten las películas. Estoy escribiendo una reseña de Pink Flamingos, ¿la has visto? ¡Es asquerosa y genial!
Un saludo y haber si me haces una pequeña reseña de una peli de Bela Lugosi (no voy a parar hasta que me la pongas) jaja.

Agueda Torrado dijo...

date caña.más caña aun, el dolor y la angustia que han descrito la soledad y el más allá, ha sido un clásico entre los autores clásicos LITERATO, así que te mereces primero, que te diga que me quito el sombrero y segundo que te enlazo se siente
http://agueda-torrado.blogspot.com/

[..La chica triste que te hacía reír..] dijo...

Brutal... Me has dejado con la boca hasta los pies. En mi cuarto hay como unas 10 colillas. Demasiadas noches solitarias y sin sueño(s).