jueves, 2 de octubre de 2008

Diario Granaíno. Parte I: Llegada

En fin, ya estoy aquí. Nada parece haber cambiado salvo el decorado. Los coches sueltan sus gases y las personas los suyos, los perros ladran y el agua siga bajando para volver a subir. Pero hay algo dentro de mi cabezota que me dice “Luis, serás capullo, claro que hay cambios, ¡ha cambiado todo!”
Es posible, porque los nervios me cosquillean las entrañas y siento la vida salirme desde el hueco de las uñas hacia el aire, y eufórico me llevo los dedos a la boca, jugueteando con esa vida que casi había olvidado y que ahora escapa de mis manos como chispas de una mecha de dinamita y pienso ¡quiero explotar!
Me he tirado todo el día ordenando mi cuarto para que sea parte de mí, un sitio donde despertarme sabiendo donde estoy, para salir por la mañana y descubrir y redescubrir mi calle y volver a sentirme un niño.
No puedo negar que hecho a mucha gente de menos, aun llevando menos de cien horas aquí en el sur. Pero os echo de menos en el sentido de querer traeros aquí, a redescubrir el mundo conmigo. Pero es tan difícil como vuestras obligaciones quieren y me he propuesto captar hasta la última sensación para compartirla con vosotros porque sé que me escucháis y también queréis vivir. VIVIR, con mayúsculas.
El viaje no estuvo mal, aunque tiró por tierra mi teoría de que en esa línea ponen pelis buenas cuando pusieron la peli de las Bratz (¬¬) , además de que me tocó una hippie rastuda bastante gorda al lado con las mayas verdes llenas de mierda amenazando con pringarme. Aunque no todo fue malo, había un canal para escuchar con los auriculares con un hilo musical muy bueno, por lo que se me hizo corto el viaje. La primera cena, comida y merienda han sido lo mismo, la tortilla gigante y las alitas que me obligo a traerme mi madre. Esta noche toca arroz con curry hecho por un servidor. Espero no intoxicarme.
Y esto es en general mi primera jornada Granaina, no es muy interesante pero sirve para abrir un diario, un diario para vosotros. Y dicho sea de paso, para seguir escribiendo

7 comentarios:

fag dijo...

oh, sabes lo que me gustan tus diarios...
lo leeré en cuanto llegue a mi destino.
por el momento estoy en la sala vip del aeropuerto del prat.
voy rumbo a madriz y luego santiago de chile en bussiness, of course.
jajajajaja

me encanta, encima porque nos lo han dado por la face. ya haré un texto con eso porque tiene tela.
mi viejo no para de decirme que ponga cara y voz de gilipollas que ahora "somos bussiness"

jajaja

saludosssssss

Isra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isra dijo...

tiooooo!! como me alegra saber q los nervios (ilusión) te acechan! jejeje
joe menudo peliculón... bratz! dios... no la grabaste para colgarla? caxis...

bueno tio, sabes q leeré tu diario granaino (y lo q cuelgues) con interés, ahora te pido q tu tb te pases por mi nuevo blog (inaugurado hoy mismo...jejeje) y de vez en cuando, me insultes allí o algo (lo q tu quieras)

un abrazo grandote luisito!!

http://metropiezo.blogspot.com/

miguelsopa dijo...

Joder, que envidia me das. por la edad, por la emocion de la aventura, una nueva experiencia...¿sabes? hace unos años me ofrecieron irme nueve meses a trabajar a Arabia Saudi. A cambiar motores a vehículos militares. Del ejercito USA, of course. Pues todo mi antimilitarismo, mi antiimperialismo, mi rechazo a la invasion del poderoso al debil, mi miedo a convertirme en un objetivo (un occidental trabajando para el ejército invasor, blanco seguro) no fue suficiente para evitar que decidiera irme. La aventura, la experiencia que se me ofrecía era demasiado tentadora. Al final no fui, hubo una razon de peso. Ahora mismo pesa 10 kilos y se llama Eva. No quise pasarme tod el embarazo fuera. Otra vez será.

Juan P. Rodriguez dijo...

Bratz? Y como puede ser que llegarás vivo?
Que valiente eres tio!
Saludos de nuevo

Vanity dijo...

supongo que leíste mucho durante el viaje, una gorda con rastas, menudo bajón. No dudo en que te irá de puta madre tu periplo.

Un abrazo

Vanity dijo...

jajaja esta Nai... ;-)

por cierto, te unirás al grupo de escritores viscerales? creo que puede ser una iniciativa interesante, ya somos 7 miembros!

abrazo