martes, 21 de octubre de 2008

Podemos ser héroes

Podemos ser héroes, o al menos pensar que lo somos, poco más. Y es que en lo referente a la libertad todo es apariencia. Tu vida se desenvuelve de forma tranquila y un día vas andando por la calle y te das cuenta. Te das cuenta de que todo el jodido mundo se mueve por dinero y todo cobra una estructura solida y espeluznante. Te das cuenta de que incluso el hippie y el punki apestoso que pide en la esquina forma parte del sistema. Que ese euro que se gasta en cerveza vuelve a entrar en circulación. Que la mentira y la “verdad” están patrocinadas por el mismo sponsor. Te das cuenta que seguramente Obama salga elegido presidente no porque guste más o menos sino porque el propio sistema económico americano, ese que manipulo las dos elecciones de Bush, necesita un demócrata capacitado que devuelva el superhabit a las arcas del estado y movilice un plan efectivo contra la crisis. Te das cuenta de que el pobre negro tiene demasiado carisma y que con toda probabilidad se lo carguen como a Kennedy, con, por ejemplo, ¿Un accidente de coche? ¿Terrorismo? ¿Cuál será la necesidad del sistema americano que necesite como escusa la muerte de un presidente? Ya veremos.
Te das cuenta de que todo está dentro del mismo sistema y comprendes que el ser humano que nace en sociedad es como el animal que nace en cautividad. Ninguno de los dos piensa que su libertad esté condicionada porque no han conocido otra cosa. El animal se relaciona con su especie, se alimenta, corre feliz, muere. Pero en ningún momento se da cuenta de que alguien controla su natalidad y su mortandad, que alguien vigila sus movimientos y se recrea con ello, que todos sus instintos se van a la mierda y se reemplazan por una comodidad que se transforma en necesidad, todo para conseguir la mansedumbre y la paz. Creo ver similes con los humanos ¿Y vosotros?
Posibles planes de libertad. Quemar el dinero, es como quemar el mundo (leed Los destructores, de Graham Greene, o ved la peli de Donnie Darko). También funcionaria una revolución mundial contra el capitalismo, cosa que dudo, porque el capitalismo nos consigue una tele de plasma en la cocina y un wáter con luces de colores, cosas indispensables para vivir con dignidad (¬_¬). Introducir millones de Euros y Dolares (no olvidar los Yenes y las Libras) de dinero falso, a descuajeringar la relación de deudas. Me encantaría ver que pasaría entonces. Y es que podríamos ser héroes, si supiéramos como.

6 comentarios:

maloles dijo...

Denso?
Será que a estas horas estoy más despierta que a las 12 de la mañana; pero he de decirte que es una gran reflexión.
En serio.

Para ser héroes podemos hacer como en el club de la lucha, pero vía blog (cuidaó no nos tachen de terrorismo, o algo xDD)
Piénsalo, somos un tanto insomnes; hablando de mí, lo soy al 100%, podría tener trastorno de la personalidad y todo...

EN fin, que dejándome de tonterías; lo creas o no, eso de ser un Héroe siempre me ha llamado la atención.
Mi padre solía hablarme de "héroes" como el Cid, y esas cosas; de la antigua usanza, mi padre. Y yo siempre pensé que nunca sería una heroína; por el único Héroe que sentí alguna pasión fue por Indiana Jones.Por lo demás, siempre me han gustado más los perdedores.Pobrecitos, que nadie se acuerda de ellos.
Pero, en esta visión de Héroe; tal vez, algo pueda hacer.
O podamos...
Pero lo inquietante es...¿el qué?
Si los que llevan una estrella comunista en una camiseta fabricada con explotación infantil, han pagado el "copyright". Si te escribo cómodamente desde mi portátil, malgastando electricidad, y contaminando.
Estamos revenidos hasta las tripas.
¿Ser Héroes?
Dime cómo, porque yo creo "el sistema", como tu dices, lo regula todo... Y nos deja obsoletos desde el nacimiento.

Debería dar nombre a los post; titulemos este: "Divagaciones de una insomne I"
xD


Muas!

Isra dijo...

suicidio colectivo... pero no creo q eso cambiara nada
realmente el mundo es probable q sea imposible de descorromper, se puede estar un poco mejor o un poco peor, pero siempre habrá pobreza pq siempre habrá un primer mundo, siempre q haya un interés o un beneficio, allí habrá un humano (inversor lo llaman) q intentará rentabilizarlo al máximo, por más mal q cree.

incluso los más descontentos con este puto sistema colaboramos en mayor o en menor medida a q esto siga así, como bien dice maloles, con nuestros PC's y nuestras miles de acciones q generan beneficios a cientos y miles de compañías.

y la verdad, por más q pienso en esto, no hayo otra solución q un suicidio en masa, o una independencia en masa en la q cada uno se haye las habichuelas solo, pq incluso en el caso de q los q desconfiamos de este sistema nos marcháramos todos a vivir al monte, con el tiempo allí también crearíamos una sociedad seguramente basada en algo parecido a esto.

menuda rayada cojones!

Isra dijo...

perdón por el paréntesis en el tema, luisito tío, hoy hago 2 añetes y joe... estaré dulzón;)
ya pondré aquí el peazo regalito q he preparado (bueno, a ti ya te lo conté no?) no digas nai!!! jajaja

saludos!

Martina Garea dijo...

¡Gracias! Pero ya ves, Luis, seguro que ninguno de nosotros hubiese imaginado nunca que el Tío Sam tuviese esas intenciones ocultas. Joder con la crisis.

Julia dijo...

Jejeje, que bueno tio... pues se ve que han habido intentos...
http://nosemuera.blogspot.com/2008/09/quin-dijo-crisis.html

Tin dijo...

No sé cómo pude dejar pasar esta gran entrada.
Yo no creo que haya héroes. Y en todo caso si los hay sólo lo parecen, y están condicionados por los mismos límites que el resto de nosotros (la muerte, el amor, la gravedad...) Sin embargo a muchas personas se las trata como a héroes lo cual descompensa mucho la balanza. Deberíamos tener claro dos cosas:
1. no considerar héroes a magnates, políticos, rockstars, etc., son energúmenos endiosados muy manipulados por el poder.
2. buscar un héroe, si queremos, en cada uno de nosotros. Vivir no es fácil, y menos conservar el sentido de la coherencia en todos nuestros actos. Llevarlo medianamente bien ya es un acto heróico.


"Pero Superman es mito a condición de ser una criatura inmersa en la vida cotidiana, en el presente, aparentemente ligado a nuestras propias condiciones de vida y de muerte, por muy dotado de facultades superiores que esté. Un Superman inmortal dejaría de ser un hombre para convertirse en dios, y la identificación del público con su doble personalidad (la identificación para la que ha sido pensada la doble identidad) caería en el vacío" (El mito del superhéroe, Umberto Eco)

Un saludo