martes, 11 de noviembre de 2008

Semana del odio segundo día: Etiquetas

Si un hombre odia a una sola mujer, es machista y misogino. Si odia a un solo inmigrante, es racista. Si odia a un homosexual, es homofobo. ¿Donde ha quedado esa bonita e idealista premisa de que lo importante no es el genero, raza o condicion, sino la persona?
Si alguien de esos colectivos supuestamente desfavorecidos me odia a mi ¿Que son?
Ser un hombre blanco de nacionalidad española entre los 20 y los 60 años es ser el blanco de todos los odios, el mal del mundo. La gente habla de prejuicios, y los hay, pero son complicados de ver y por eso se etiquetan de forma gratuitas simples opiniones a nivel personal.
Odio a las feministas igual que a los machistas. Pero llamarme misogino, total, solo conozco y admiro a cientos de mujeres. Puede que sea machista por opinar que luchar durante meses para que se reconozca publicamente que el escudo de Madrid no es un oso y un madroño sino una OSA y un madroño no es un avance en absoluto para la mujer. Tambien puede que lo sea por opinar que la igualdad no consiste en ponerselo más facil a las mujeres, sino en igualar derechos para que, por ejemplo no sea más facil contratar a un hombre. Poner más faciles las pruebas para bombero a las mujeres no es un avance, es comprometer la seguridad ciudadana. Si la mayoria de las mujeres no pueden superar las fisicas lo siento mucho, pero me gustaria pensar que si hay un incendio y me desmayo, cualquier bombero va a poder con mis 85 kilos de peso.
Odio a los extremistas islamicos, a cada gitano que ha intentado robarme, a cada moro que me atracaba cuando yo tenía catorce años y a cada pandillero latinoamericano que solo saben escuchar regueton y colocarse una gorra en suspension encima de la cabeza. Llamadme racista, aunque conviva con un chino, uno de mis mejores amigos sea ecuatoriano y el marido de mi prima al que admiro sea moro. Cuando una discoteca no deja entrar a un latino con pinta de pandillero a una discoteca es racismo, cuando una discoteca de latinos no me deja entrar porque "no me va a gustar el ambiente" es derecho de admision.
Odio a las locas, tanto en gays como en chicas. Es cosa de la actitud. Pero no, espera, llamadme homofobo, aunque una de mis mejores amigas sea bisexual, conozca a varios gays a los que tengo muchisima estima y haya salido por chueca con colegas un millon de veces (por cierto, en una discoteca no me dejaron entrar por no ser gay)
En fin, que es muy facil escudarse de los defectos propios tras un cliche social. Pero que lo sepais, si odio a alguien no es porque sea mujer, extranjero o gay.
Simplemente
ODIO A LOS GILIPOLLAS

11 comentarios:

Sphynx Red dijo...

cuanta razón.

si te sirve, quizá pudiera rescatarte. En gimnasia tiraba por puro gusto el balón medicinal de los tíos, y sacaba buena nota.

Eso sí, levanté en vilo a uno de noventa y muchos y alos dos días estaba con una lumbociática de mucho cuidado. El médico le preguntó al que me acompañaba que si me había pegado, y le dije que no, que había sido yo la que le había tirado por las escaleras.

ea

Sphynx Red dijo...

y ya, muy odiado no me ha quedado. Al verlo iba intentando que se cabrease, pero nada, sólo era un niño "machote"

tsss ¬¬ esta juventud, qué poco afán de ira iracunda


jajaja

fag dijo...

jaja,
buenísimo. hay un par de puntos de partidón máximo como lo de la osa del escudo de madrid y lo de "la gorra en suspensión" de los latinos gilipollas.
la reflexión está de pm, sobretodo por eso: se odia al gitano o moro que nos ha dado el palo o nos ha hecho algo, pero no por gitano o moro, por hijoputa. pk también se odia al catalán que nos lo da, o al madrileño, etc.
¡¡¡SE ODIA A LOS GILIPOLLAS!!!

Isra dijo...

q buena manera de explicar lo q a veces es complicado...
tenías q haber añadido q odias a todo el q lleva la gorra en suspensión ;) q se q los odias xD

saludos!

maloles dijo...

jajajaja
Es cierto, yo soy mujer... y las feministas me dan un poco de risa; porque (en un estudio generalizado que llevo haciendo mucho tiempo) son tías que les pegan un buen polvo y se vuelven cachorritos pacíficos.
Hay de todo, pero la gran mayoría... en fehn!xD

Y todo lo demás, estoy de acuerdo.
Putos gilipoyas... pero es que la gilipoyez no es nada racista, eh?
Hay gilipoyas en todas partes, y TANTOS!


Muas!

Julia dijo...

uuuuu... muy duro eh!
Completamente de acuerdo
excepto en el matiz
de odiar

no me siento cómoda con esa actitud
propongo que uno de estos días
describamos
qué es el ODIO

¿Qué coño es el ODIO?

besos..

Legrasse dijo...

Ardo en deseos de que llegue algo parecido a "La Semana de la Feminazi", para hacernos pasar por esas personalidades tan curiosas. Sería hasta grotesco.

Legrasse dijo...

Muchas gracias, me agrada que seas tú quien opine eso porque seguramente eres el primero en leer estas entradas, y por lo tanto también el primero en tragarte las repeticiones de palabras y otros errores que más tarde corrijo disimuladamente como un rufián.

Pam dijo...

No odies al juego sino al jugador...


odiennos todos los que sólo ven elefantes rosas y florcitas motudas!!!!


odien esta orgía de odio...

cómo odio odiar las frases ya escritas con anterioridad!

pero no odio escribir dicho sea de paso.

Odio a la lacra de la raza humana que se camufla bien en el anonimato de la masa misma.

Holden ArG dijo...

No hay mayor verdad que lo que has escrito...

RICK TERROR dijo...

Léete algo de Alain de Benoist y sus amigos de la Nueva Derecha.
ya, ya, sé que no se debe ser de rechas, de ningún tipo.
Pero vé con cuanta gracia y en cuanto menos espacio dices lo que estos tíos han venido diciendo hace años.
Es que cuando las femigogas, oenegetas y hasta la tele te obligan a vivir en Massashussetts aunque seas de cualquier otra parte, simplemente, nadie puede.
Es fácil tapizar al otro con esloganes PC cuándo no se piensa por uno mismo :¡una vez me dijeron que que no me gustaran los juguetitos de diseñador era "fascista"!
La vida es como tú dices; en grises, rara vez en blanco y/o negro.