domingo, 23 de noviembre de 2008

A trip, not a tripy



Comienza el viaje, dos personas a cada la do y al frente, el camino de microbaldosas grises. Aun quedan más de diezmil lineas blancas que habrá que descontar. Avanzamos, y el coche parece un submarino deslizandose bajo un cielo azul lago. La luz del sol se viste de humo y nos toca en los brazos. Un moho de vapor de agua crece en las montañas y echa a volar. Mientras, un acorde de guitarra nace de la garganta del vehiculo. Todo está a punto. Nosotros también.

Llegamos a una zona donde las montañas son como un enorme mantel verde arrugado tras la cena, y cientos de chopos se estiran intentando encontrar covertura. No hay.

Aqui estamos solos y agusto. En mi cabeza oigo a Leonard Cohen. Cierro los ojos y le presto atención.

6 comentarios:

maloles dijo...

Yeah.
muy bueno, joder!
[no doy más de mí, pero... eso, ya sas xD]

Muas!

Tin dijo...

Qué ganas de una escapadita al silencio

Un saludo

C. Chase dijo...

A mí Leonard Cohen me dice:

Woke up a morning
got yourserlf a gun.

C. Chase dijo...

Jajaja, me alegro de que te gustara.
No fui mui consciente de lo que escribí hasta que lo leí sereno.




Al menos soy YO el que decido hacerme daño, no el resto del universo.
Mañana me llevare las manos a la cabeza, pero al menos tendra una justificación en algo que he podido controlar. Porque no hay nada peor que las desgracias que escapan a nuestro control.
La autodestrucción es una manera de marcar nuestros propios limites, independientemente de todo lo demás, y por lo tanto demostrarnos que somos nuestros propios dueños, no nuestro jefe, pareja, familiares y amigos.

Brillante.

fag dijo...

me estoy leyendo en el camino :)
podrías hacer algo parecido, me pido a chanque... digo, a allen ginsberg.

unabrazo

Vanity dijo...

great, buen inicio de viaje, muy bueno. Prefieres la ballena blanca o el tiburón rojo?